Más de 150 m 2 de Lapitec® Avorio Lux llenan de luz la zona de estar de una lujosa villa de la Calabria italiana

Proyecto: Villa privada
Lugar: Catanzaro, Calabria - IT
Material utilizado: Avorio, Lux
Aplicación: Revestimiento escalera y piso
Transformador: Lamezia Marmi, Lamezia Terme, Catanzaro

Los más de 150 metros cuadrados llenos de luz de una villa a tres niveles situada en la provincia de Catanzaro, en Calabria, son el resultado de un proyecto donde Lapitec® es el protagonista. Se ha utilizado la piedra sinterizada a toda masa como acabado para el revestimiento de las superficies de la zona de estar y para la escalera de la vivienda. Los proyectistas han utilizado dos grosores diferentes: 12 milímetros para el pavimento y 20 para las escaleras y los umbrales de las puertas.
Se ha elegido el acabado Lux expresamente por su capacidad de reflejar la luz del sol de modo natural aportando mayor luminosidad al ambiente. Además, el tono cálido del color Avorio contribuye a dar un toque aún más acogedor a los espacios, con un matiz tan delicado que recubre de una elegancia natural todas las superficies. Se ha utilizado el mismo tono y acabado del material en todo el pavimento de la zona de estar: la extensa superficie se ha cubierto con un despiece en espina de pez de piezas Lapitec® de 90x90. Finalmente, la escalera, de líneas clásicas que sube a los tres pisos superiores resalta lo fácil que es manejar este material: de hecho, el canto de los peldaños presenta un acabado redondeado mientras que la contrahuella de los dos primeros escalones está revestida por pequeños tacos rectangulares de Lapitec® que recuerdan a las columnas dóricas de la antigua Grecia.
Aunque la calidad estética resulta fundamental al elegir un material, en este caso su comportamiento técnico ha sido el que ha decidido al cliente. De hecho, este último buscaba un material brillante pero que no presentase los problemas típicos de las cerámicas tradicionales. Por ello, Lapitec® ha resultado ser la mejor opción, tanto por su resistencia al calor, a las sustancias químicas y a los rasguños que a menudo comprometen el aspecto estético de las superficies, como por su facilidad de limpieza. De hecho, para eliminar cualquier resto de suciedad, basta con un paño y un detergente normal. No hace falta, por lo tanto, tratarlo de manera especial ni abrillantarlo para que brille, basta la belleza natural del Avorio Lux.